toGPRi, una herramienta libre para el procesado y la georreferenciación de datos de GPR

Javier Sanjurjo Pinto (Universidad de Vigo)


El georradar o GPR (por sus siglas en ingleś, ground-penetrating radar) es una herramienta geofísica basada en la emisión de pulsos electromagnéticos y la captación de las reflexiones de estos contra los materiales existentes bajo la superficie del terreno para generar diagramas verticales del subsuelo que se ha venido utilizando desde los años 70 en prospecciones geológicas y en inspecciones de suelos asociadas a la ingeniería. En arqueología, también se ha usado como método de prospección no invasiva, aunque en este caso su uso algo más que anecdótico comienza a principios de los 90.


Con la intención de establecer un modelo de infraestructura espacial, con base en imágenes del subsuelo, orientada al descubrimiento, catalogación y protección del patrimonio arqueológico y ante la escasez de herramientas open source sencillas para la visualización y el procesado básico de radargramas (gráficos continuos de las reflexiones producidas por el georradar), nos hemos propuesto explorar las posibilidades del lenguaje de programación para computación numérica GNU Octave como base para el desarrollo de una serie de módulos de software libre dirigidos a la consecución de matrices tridimensionales de datos subterráneos desde las cuales generar rásters georreferenciados utilizables directamente en un entorno SIG.


Los módulos en GNU Octave que forman este proyecto, llamado toGPRi tools (tiny octave ground-penetrating radargram integration of tools) permiten actualmente ejecutar de forma simultánea correcciones topográficas y filtros sencillos sobre la señal reflejada (eliminación del ruido, suavizado horizontal, incremento de amplitud,…) en los perfiles/radargramas paralelos que vayan a formar parte de la matriz tridimensional de datos a partir de la cual generaremos las imágenes del subsuelo, para lograr rásters lo más limpios posibles. Dichos rásters se forman mediante el promedio de datos, o la superposición de imágenes, de diferentes secciones horizontales de la matriz en distintos rangos de profundidad, y posteriormente se rectifican y posicionan espacialmente mediante herramientas de GDAL para cubrir diferentes zonas y diferentes profundidades.


Con la intención de probar el modelo, hemos realizado además algunas prospecciones mediante un georradar RAMAC en el conjunto arqueológico del campamento romano de Aquis Querquennis (Bande, Ourense) mediante las cuales se han revelado y georreferenciado estructuras arquitectónicas en zonas aún no excavadas.


Javier Sanjurjo Pinto, estudiante en el Programa de Doctorado de Protección del Patrimonio Cultural en la Universidade de Vigo.